sábado, febrero 04, 2017

Deseos cumplidos por el FOSE




Todos los derechos de la imagen aquí empleada pertenecen al creador/creadora original, si lo/la conoces, por favor apóyalo/apóyala.

—¡Esto se siente genial! —declaré no mucho después de que mi hija comenzara a tocarme.

—Te lo dije, no hay nadie mejor que yo para hacerte feliz en la actual situación —declaró antes de darme un dulce beso en los labios.

La declaración de mi hija tenía tanto peso en ese momento que en realidad no había forma de debatirla.

Todo comenzó dos meses antes, cuando por azares del destino ocurrió el Evento de Intercambio de Cuerpos por Fantasía Orgásmica, o como se le conoce por su siglas en ingles, FOSE.

Honestamente, después de un mal matrimonio y una vida de trabajo duro, como hombre, uno comienza a pasar sus ratos de ocio fantaseando con el tipo de vida que jamás tendrá.

En mi caso, lo que solía imaginar era el tener una relación con la mejor amiga de mi hija. La razón más obvia era su belleza. Una joven de veintitantos, de largo cabello oscuro, tez clara, con labios de cereza y unos pechos del tamaño justo para destacar bajo la ropa sin ser demasiado llamativos. Sin embargo, la otra razón, era el deseo de poder estar más cerca de mi hija, quien tras el divorcio se distanció de mi.

No voy a negar que aun ahora, esos recuerdos me hacen suspirar. Pero en lugar de anhelo, ahora esta cargado de culpa.

La razón es obvia, pues hace dos meses, al descargar mi frustración ante la imagen mental de aquella chica fue lo que provocó el intercambio de cuerpos.

La experiencia fue poco más que extraña, pues en un momento estaba en mi habitación y al siguiente me encontraba en medio de una cafetería en un cuerpo que no me pertenecía.

En ese instante me levanté asustado y llevé mis ahora pequeñas manos a los tentadores pechos expuestos por el escote de la blusa que ahora llevaba puesta.

Aun puedo recordar lo raro que se sintió tragar saliva por primera vez en el cuerpo que ahora poseía, mientras la suave sensación en mis manos confirmaba la realidad de aquel extraño sueño.

Era todo tan surrealista… Aunque debo decir que fui la persona más ecuánime de aquella cafetería. Pues al notar la conmoción a mi alrededor, descubrí en ese momento a una mujer elegantemente trajeada se quitó el saco, desabotonó su blusa y comenzó a jugar con sus pechos, mientras exclamaba «¡Si, si, si¡».

En otra mesa un chico se bajó los pantalones y se tocó el miembro por sobre los pantaloncillos en estado de shock. E incluso una de las empleadas del local estaba explorando su cuerpo detrás de la barra como si fuese la primera vez que lo hacía.

Realmente sería difícil hablar de aquellos primeros instantes de confusión. Ya que al salir de la cafetería, trastabillando con los tacones que jamás había usado, me encontré con unos cuantos casos más de personas explorando sus cuerpos como si estos les fueran extraños.

De hecho cuando al fin vi mi rostro reflejado en una ventana y descubrí el rostro de la chica de mi fantasías, yo mismo no pude evitar explorar mi nueva apariencia.

Lo que sucedió después fue complicado y aun ahora se puede decir que la cacería de brujas no a terminado, pero debido a la falta de pistas, básicamente el mundo aceptó que los resultados del FOSE eran irreversibles y que en realidad no había culpables. Pero aunque el mundo lo aceptó, los casos individuales eran otro tema.

Familias, amistades y muchas otras relaciones de confianza desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos.

Y aquí es donde entra mi hija, pues cuando me vi obligado a aceptar una identidad más apropiada para mi nuevo cuerpo, fue ella quien me ayudo.

Rearmar los pedazos rotos de mi vida para incluir mi nueva identidad mientras desechaba la esperanza de recuperar lo irrecuperable fue difícil, pero ella siempre estuvo ahí para mi. De alguna forma mi sueño se hizo realidad, pues ahora tenía una relación cercana con mi hija y, aunque de una forma extraña, también tenía una relación con la chica de mis fantasías.

Sin embargo, jamás vi venir lo que pasó después. Hace unas noches, mientras cenábamos, ella me confesó que era lesbiana y que desde hace tiempo se había sentido atraída por su mejor amiga. Si bien, también confesó que jamás había cruzado la línea con ella, la verdad es que ahora que yo estaba en su cuerpo, ella esperaba que pudiera aceptarla, no como una hija, no como una amiga o compañera de vivienda, si no como mujer.

No supe como reaccionar en ese momento y le pedí tiempo. Pero después de unos días de postergar la respuesta, ella preparó una noche romántica y me dijo que le diera esa única noche para demostrarme lo felices que podíamos llegar a ser como pareja.

Y así es como llegamos a este momento.

—Por, por favor, házmelo otra vez —le pedí entre pequeños gemidos ahogados.

—Por supuesto —me susurró al oído mientras, mientras comenzaba a introducir sus dedos en mi por enésima vez.

No se como describirlo. Desde el momento en que me desnudó y me guió a la cama. Desde que acarició mi nueva piel y lamió mis pechos. Desde que beso mis labios y recorrió mis curvas. Desde aquel suave momento en que mi cuerpo se llenó de un calor virginal que jamás había sentido y el placer borró de mí los recuerdos del pasado. En ese momento dejé de ser su padre, dejé de ser la chica que ella ayudo en su momento de desgracia, me convertí en su amante.

—Y puedo suponer que ya tienes tu respuesta, ¿verdad?

—Dado que lo estamos haciendo desde antes de que saliera el sol, creo que es más que obvio —contesté entre pesadas exhalaciones de placer—. Desde el instante en que me tocaste por primera vez, fui tuya y lo seguiré siendo hasta el final.

—No sabes cuan feliz me hace tu respuesta —me besó—, pues ahora podemos dejar este juego y pasar a la verdadera acción.

—¿Aun hay más? —musité incapaz de creer que pudiera sentir más placer.


—¿Más, mi vida? —introdujo sus dedos en mi nuevamente—. Esta noche no fue más que el calentamiento —declaró y gemí con placer.



Si les gustó esta historia, por favor califíquenla y dejen un comentario.
Gracias.



1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...